fbpx
blog portada (1)
Leila López Nieto

Leila López Nieto

10 MOTIVOS POR LOS QUE UNA PAREJA SE DEJA DE ATRAER

Según un estudio del doctor Arthur Aron, de la Universidad de Estado de Nueva York, el 69% de las parejas casadas o que viven juntas se sienten atraídas por otras personas. Esto es normal y ocurre porque, con el paso del tiempo, la vida en pareja se vuelve monótona y las rutinas diarias hacen que la atracción se vaya desvaneciendo.

Aunque la atracción física es importante, lo que realmente mantiene una relación a largo plazo es la atracción emocional. Es decir, que te guste cómo es tu pareja, que te haga sentir bien y que comparta tus valores y formas de ver la vida.

10 MOTIVOS POR LOS QUE TU PAREJA DEJA DE ATRAERTE

A continuación, te explico 10 motivos por los que una pareja se deja de atraer:

1. La monotonía: como ya he mencionado, la monotonía del día a día es uno de los principales enemigos de la atracción. Las parejas que llevan mucho tiempo juntas tienden a hacer siempre las mismas cosas y esto hace que se aburran y con el tiempo dejen de sentir atracción.

Un ejemplo de monotonía en una relación es cuando ambos miembros de la pareja hacen las mismas actividades todos los días sin variar nada. Otra forma de monotonía es cuando la relación se vuelve sexualmente aburrida, ya que ambos miembros de la pareja hacen el mismo tipo de actividades sexuales una y otra vez.

2. La falta de comunicación: cuando las parejas dejan de comunicarse, se van alejando emocionalmente. Esto hace que dejen de interesarse en lo que les ocurre a la otra persona y, por lo tanto, de atraerse.

Muchas parejas tienen problemas para comunicarse efectivamente. Esto puede ser debido a una variedad de factores, como el estrés, el cansancio o la falta de confianza. A menudo, estos problemas se agravan por la falta de habilidades de comunicación. Por ejemplo, alguien puede no escuchar activamente, o puede no ser capaz de expresar sus necesidades de manera clara. Esto puede llevar a malentendidos y a sentimientos de frustración.

3. La falta de intimidad: la intimidad es esencial en una relación de pareja. Si hay falta de intimidad, la relación se va enfriando y la atracción también.

Es un problema muy común en las relaciones. A menudo, las parejas tienen problemas para expresar sus necesidades y deseos íntimos, lo que puede llevar a la decepción y el resentimiento. Un ejemplo de esto es cuando una persona quiere tener sexo más a menudo de lo que su pareja está dispuesta a tener. Esto puede ser muy frustrante y puede hacer que la persona se sienta rechazada e insegura.

4. Los conflictos: los conflictos en la relación también alejan a las parejas. Cuando hay discusiones, lo único que se consigue es un mayor distanciamiento físico y emocional.

Los conflictos diarios son inevitables. A veces es difícil mantener la calma y el respeto durante una discusión, pero es importante tratar de hacerlo. El problema no es tener distintas formas de ver las cosas, el problema viene cuando no se tienen herramientas para hablarlo desde la calma, escucharse y llegar a negociaciones en las que la pareja salga beneficiada. Por ejemplo, si uno de los miembros de la pareja siente que su opinión no está siendo escuchada, puede terminar gritando o diciendo cosas que herirán al otro. Esto solo empeorará la situación y será más difícil que haya un acercamiento físico y emocional.

5. La rutina: muchas parejas tienen rutinas diarias para mantener la relación sólida. Por ejemplo, es posible que se levanten juntos, desayunen juntos y se acuesten juntos. O pueden hacer una llamada telefónica o videollamada para mantenerse en contacto durante el día.

Cuando todo es siempre igual de aburrido, es normal que la atracción se vaya desvaneciendo. Las parejas que no introducen novedades en su relación tienden a aburrirse y a dejar de atraerse. 

6. La falta de hobbies en común: cuando las parejas no comparten ningún tipo de pasatiempo en común, es muy probable que acaben aburriéndose y distanciándose. Está genial que cada persona tenga su espacio y su ocio pero también es importante compartir.

Por ejemplo, si una persona disfruta de ir al cine o de leer mientras que la otra prefiere salir a correr o practicar deporte, puede ser difícil encontrar un hobby que les guste a ambos. En este caso, es importante que la pareja se esfuerce por buscar actividades que les gusten a ambos y trate de no dejarse llevar por las diferencias que las alejan.

7. La falta de tiempo: cuando ambos miembros de la pareja trabajan muchas horas o tienen muchos compromisos, es normal que no tengan tiempo de estar juntos y que la atracción se vaya desvaneciendo.

Esto se debe a que cada vez tenemos menos tiempo libre y estamos más ocupados con nuestras vidas. Esto crea problemas en la pareja porque no podemos compartir nuestras vidas con nuestra pareja. 

8. La falta de espontaneidad: las parejas que son espontáneas y que se sorprenden mutuamente tienden a atraerse más. La falta de esa espontaneidad provoca el efecto contrario.

Un ejemplo de esto es cuando una pareja deja de hacer planes nuevos improvisados. En lugar de eso, se quedan en casa viendo televisión o navegando por internet. Esto puede hacer que la pareja se sienta distante y poco conectada, lo que puede ser muy difícil de superar.

9. La falta de atención: cuando una persona deja de prestar atención a su pareja, es normal que ésta se sienta poco atraída. Las parejas que son atentas y se interesan por lo que les ocurre a la otra persona tienden a atraerse más.

Por ejemplo, si una persona está constantemente distraída por su teléfono o trabajo, su pareja puede sentirse ignorada y dejar de prestarle atención.

10. La falta de valores compartidos: cuando las parejas no comparten los mismos valores, es muy probable que acaben alejándose.

Si no se sienten atraídos por los mismos valores, es muy probable que la atracción se desvanezca con el tiempo. Por ejemplo, si una persona valora la libertad por encima de todo, pero su pareja no, es muy probable que surjan problemas y roces difíciles de solucionar.

Por tanto, ¿qué debes hacer para que tu pareja no deje de gustarte? Entre otras cosas, comparte tiempo con ella, planifica planes que os diviertan a los dos, huye del aburrimiento y la monotonía, sorprende a tu pareja, comparte conversaciones con ella y preocúpate por cómo está. Y dirás, ¿la intimidad? Estoy segura que si haces lo anterior los momentos de intimidad aumentarán ya que te sentirás más atraído/a por tu pareja. 

Compartir

Abrir el chat
1
Hola, ¿En que puedo ayudarte?
Hola,
¿En qué puedo ayudarte?